¿Qué nos depara 2016?

Columnista

Diciembre 30, 2015.

 

Cuántos de nosotros quisiéramos escribir sobre lo bien que le irá al país en 2016, detallar las altas expectativas de crecimiento económico y desarrollo social; explicar las buenas políticas públicas que inhiben la pobreza, la desigualdad y el analfabetismo; subrayar que las políticas en seguridad han provocado la disminución de la violencia y que percibimos un país mucho más seguro y próspero. Lamentablemente no es ni será así.

Las proyecciones de crecimiento económico para 2016 apenas alcanzan el 2.5 por ciento, cifra mediocre e insuficiente para subsanar el incremento de la pobreza en México, dos millones más pasando de 53 a 55 millones de mexicanos en pobreza (CONEVAL).

Para 2016 tendremos, como muchos años atrás, estancamiento económico, ocasionado por diversos factores internos y externos. Los internos son el gasto corriente excesivo, poca inversión e ineficaces políticas de austeridad; en tanto que en los externos están la caída de los precios del petróleo y el desempeño de la economía de Estados Unidos.

En materia de seguridad al parecer vamos de mal en peor, resulta que los niveles de violencia de los primeros tres años de gobierno de Enrique Peña Nieto superan a los del expresidente Felipe Calderón Hinojosa, con el gobierno panista se registraron casi 39 mil homicidios dolosos y con el gobierno priísta van más de 54 mil asesinatos.

Esta tendencia, aunque no la quieran hacer tan mediática como en el sexenio pasado, nos hace caer en el pesimismo, incluso presupuestando para 2016 siete mil millones de pesos para seguridad nacional, los mexicanos no vemos ni percibimos intenciones eficaces ni programas con uso de inteligencia para combatir la inseguridad.

Por otra parte, el próximo año tendremos elecciones en catorce Entidades, la primera elección será extraordinaria por la gubernatura de Colima, recordemos que esta elección fue anulada en octubre por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Además, se disputarán doce gubernaturas más (Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas), en Baja California la elección será por Ayuntamientos y diputaciones locales.

Será interesante ver el roll de los candidatos independientes y saber qué tanto la ciudadanía castigará a los partidos políticos, sin duda, será un buen ensayo para las elecciones presidenciales de 2018.

Para 2016, quiero desearle a todos mis mejores deseos, que sin importar el contexto nacional, cada uno de nosotros podamos cumplir con nuestras metas. La construcción de un mejor país empieza por nosotros.

 

¡Feliz y próspero 2016!

 

cesar-arellano

César Arellano, egresado de la carrera de Relaciones Internacionales (Colegio Holandés) y de la carrera de Ciencias Políticas y Administración Pública (FCPyS – UNAM), fiel a la política, ha  trabajado toda su vida en el sector público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.