Ellos son los 32 ´superdelegados´ de AMLO

Nacional 

Agosto, 14, 2018

Serán 32 los delegados estatales y 264 los delegados regionales los nuevos coordinadores de la aplicación de recursos e implementación de los programas federales, quienes, de acuerdo a una propuesta del presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO), sustituirán a las delegaciones federales.

Los denominados Delegados de Programas Integrales de Desarrollo estarán coordinados por Gabriel García Hernández, quien fuera secretario de Organización de Morena y será el siguiente subsecretario de Sedesol.

Dichos delegados estatales tendrán un contacto directo con el nuevo gobierno y realizarán acuerdos con secretarios de estado. Habrá un delegado general por cada estado y en promedio 8 delegados regionales por entidad, quienes jugarán también el papel de coordinadores.

Ellos son los 32 delegados estatales, quienes han sido designados por el presidente electo:

La creación de los “superdelegados”

A finales del mes pasado, la eliminación de la figura de delegado federal en las entidades del país, para ser sustituida por un total de 296 delegados estatales y regionales sonaba fuerte por parte de AMLO.

La sustitución por coordinadores estatales tiene el objetivo de disminuir el gasto público en burocracia, pues algunos estados tienen hasta 20 delegaciones federales.

Las delegaciones federales están sustentadas por el artículo 17 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (LOAPF). Ahí se indica que cada secretaría y dependencia federal puede contar con delegaciones federales.

Esto con el objetivo de certificar que trámites y funciones que les corresponden, se lleven a cabo; ya sea por estado o por regiones que impliquen más de una entidad. Lo que significa que cada dependencia asigne a los delegados federales que crea necesarios.

Con el objetivo de disminuir la burocracia, y con esto ahorrar miles de millones de pesos, López Obrador busca reformar la Ley de Administración Pública.

Según el Presupuesto de Egresos de la Federación, una secretaría de Estado puede destinar en promedio 5 millones de pesos por delegación federal anualmente, de los cuales la mayoría se invierten en “gastos personales”.

Es el caso, por ejemplo, de la SEP en Aguascalientes, donde se invirtió 5 millones 540 mil pesos. De estos sólo 307 mil pesos se invirtieron en gastos de operación, lo demás se invirtió en el concepto de “gastos personales”.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) ha sido muy crítica de esta propuesta: consideran esto una centralización del poder, pues, dice, tiene el fin de politizar los recursos.

Por: Enrique López Romero 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.