López Obrador asegura que desde el primer día de su gobierno le abrirá la puerta a los migrantes

Nacional 

Octubre, 18, 2018

El nuevo gobierno y el actual se enfrentaron en la postura que tomará México ante la llegada de la caravana de migrantes de Honduras.

Mientras que la administración en funciones, a través de las Secretarías de Relaciones Exteriores y Gobernación, informó que impedirá el ingreso a quien no tenga visa, Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, dijo que dará trabajo a migrantes.

En un comunicado conjunto, la SRE y la Segob precisaron que se cumplirá con la legislación nacional, por lo que quienes no ingresen de forma legal al país, serán deportados.

“En cumplimiento de la legislación nacional vigente, toda persona que ingrese al país de manera irregular, será rescatada y sujeta a procedimiento administrativo y, en su caso, será retornada a su país de origen, de manera segura y ordenada”, señalaron.

Precisaron que esta medida también obedece al interés del gobierno mexicano de “evitar que tales personas sean víctimas de las redes de trata y tráfico de personas, mismas que ponen en grave riesgo su seguridad e integridad personal”.

Las dependencias federales encabezadas por Luis Videgaray y Alfonso Navarrete subrayaron que las medidas adoptadas por el gobierno mexicano son para garantizar la seguridad y la integridad de los migrantes y solicitantes de refugio, particularmente niños, adultos mayores y mujeres.

No obstante, aclararon que toda persona que desee ingresar a territorio nacional y cuente con los documentos de viaje y una visa concedida por México, a través de la red consular de la SRE, podrá ingresar al país y moverse con plena libertad por el tiempo de vigencia de la visa.

La Cancillería y Gobernación precisaron que ofrecerán la alternativa para aquellas personas que ingresen y deseen solicitar el reconocimiento de la condición de refugiado o ser beneficiarios de medidas de protección complementaria.

Explicaron que quienes aspiren a obtener la calidad de refugiado deberán solicitarlo de manera individual, de conformidad con la legislación vigente.

Apuntaron que corresponde a la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiados(Comar) procesar y analizar las solicitudes y, de acuerdo con la legislación nacional vigente, se resolverán en un periodo de hasta 45 días, que podría prorrogarse hasta por un periodo igual.

“Durante este tiempo el solicitante deberá permanecer en una estación migratoria, a cargo del Instituto Nacional de Migración (INM)”, explicaron.

Por su parte, el presidente electo prometió visas de trabajo para los migrantes centroamericanos a partir del primero de diciembre.

Después de reunirse con el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, se le preguntó al próximo presidente sobre la caravana de migrantes que se dirige hacia México, desde Honduras.

Explicó que “a partir del día primero de diciembre vamos a ofrecer empleo, trabajo a migrantes centroamericanos ese es un plan que tenemos. Quien venga a trabajar en nuestro país va a tener apoyo, va a tener una visa de trabajo”.

Advirtió: “No vamos a atender el asunto sólo con deportaciones, con medidas de fuerza, vamos a dar opciones, alternativas”.

Recordó que durante su última conversación con Donald Trump se habló de un “plan de desarrollo que incluya a Centroamérica para iniciar actividades productivas, generar empleos y de esa manera enfrentar el fenómeno migratorio. No con deportaciones, sino dándole opción a la gente que sale de sus pueblos en busca del trabajo”.

López Obrador advirtió que en los estados fronterizos se hará la “última cortina” para evitar que la gente emigre.

Explicó que “hubo un acuerdo acerca de la migración que tiene que ver con lo mismo estamos planteando al gobierno de Estados Unidos y Canadá de un programa de desarrollo. En los países centroamericanos estamos haciendo una propuesta de cooperación para el desarrollo. Se sabe muy bien que el que abandona su pueblo lo hace por necesidad, no por gusto”.

Comentó que “la migración no debe ser obligatoria y para que la gente trabaje y sea feliz donde nació –donde están sus familias–, para atemperar el fenómeno migratorio, se tienen que atender las causas, tiene que haber inversión para actividades productivas, crear empleo, mejorar condiciones de vida”.

La caravana de migrantes inició el viernes 12 de octubre en San Pedro Sula, Honduras, y participan miles de personas que se dirigen a Estados Unidos en busca de opciones de empleo y desarrollo, lejos de la violencia que, aseguran, prevalece en sus regiones.

En Tapachula, Chiapas, desde el martes se implementó un operativo entre el Inami y la Policía Federal (PF) ante la llegada de la caravana, pues prevén una saturación de solicitudes de ingreso al país.

El comisionado general de la PF, Manelich Castilla, aclaró que su presencia no será para frenar la caravana, pero sí para cumplir con un ingreso ordenado.

Por: Eduardo Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.