Será T-MEC el gobierno mexicano oficializa el nombre del nuevo tratado comercial.

Internacional

Octubre, 19, 2018

Sería antes del 30 de noviembre, fecha en que se tiene previsto que se firme el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), cuando Canadá elimine los aranceles aplicados a nuestro país, para algunos productos de acero aluminados, por un monto cercano a los 200 millones de dólares.

James Salazar, subdirector de Análisis Económico de CIBanco, y Raymundo Tenorio, analista económico del Tec de Monterrey campus Santa Fe, coincidieron que la medidas de salvaguarda será eliminada en un lapso de dos semanas a más tardar, ya que existe una amplia posibilidad de que con ello la firma del nuevo acuerdo comercial se dé en los tiempos pronosticados (antes del 30 de noviembre).

Los tres equipos de negociadores tienen que sentar a eliminar los aranceles, porque éstos provienen de las medidas tomadas por parte de EU, cuando se impusieron impuestos al acero y al aluminio de 25% y 10% respectivamente, por lo que en cuanto se decidan serán eliminados, precisó Salazar.

“A Canadá no le conviene tener estos aranceles; creo que ésto es más una represalia a México, hacerle saber que no están contentos con que nuestro país no negociará el capítulo 19 sobre solución de controversias, pero éstos (los impuestos). No tardarán en ser resueltos ya que, además, no es conveniente que por éste se decida ir a un panel de controversias ante la Organización Mundial del Comercio (OMC)”, indicó Tenorio.
Además, dichos impuestos son utilizados como un mecanismo de presión para que la firma del nuevo acuerdo comercial se realice lo más pronto posible.

Salvador Rivas Aceves, académico de la escuela de Gobierno y Economía de la Universidad Panamericana, consideró en una entrevista con 24 HORAS, que las medidas de salvaguarda que propone el gobierno canadiense no tienen razón de ser, además de que perjudicaría directamente al país de la hoja de maple.

“Por las reglas que establece el nuevo acuerdo comercial trilateral (USMCA, por sus siglas en inglés) ninguno de los países pueden aplicar aranceles a sus socios comerciales, por lo que esta medida canadiense lo que busca es que las tres naciones firmen el acuerdo lo antes posible, para que de esta forma se garantice que lo tratado, que no es poco, se mantenga”, explicó el experto.

Los aranceles no tendrían un fuerte impacto en nuestro país, solamente en algunos productores o empresas que consuman el acero al que Canadá le puso impuestos; más bien, tendría un impacto en los consumidores de dicho país, ya que los costos de algunos insumos se podrían elevar, lo cual, no le conviene al Gobierno de Trudeau”, añadió Rivas Aceves.

Salazar, de CIBanco, coincide que los aranceles podrían perjudicar más a Canadá.

“En estricto sentido, cuando un país decide imponer aranceles, estos perjudican más a los consumidores locales que a los consumidores o empresas de la nación a la que se le aplican”, explicó.

Sin embargo, el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró el miércoles que la posibilidad de excluir al sector de las medias arancelarias “no es muy menor”, y refirió que este mecanismo está siendo utilizado por Canadá debido a que su industria es “muy vulnerable”.

Precisó que ya habló con sus contrapartes canadienses, y son cuotas preliminares. “Empezarán el proceso de análisis, y nosotros estaremos abogando para que en la conclusión de este análisis sea excluido México”, precisó.

Sobre éstas declaraciones, James Salazar explicó que esta es una reacción natural por parte del Gobierno mexicano, y no debe generar incertidumbre dentro de los mercados, ya que la Secretaria de Economía ha sabido negociar bien sus cartas, y esto se puede notar desde la renegociación del TLCAN que duró más de un año y medio.

Por: Roberto Viesca 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.