PGR exoneró a Ricardo Anaya por presunto lavado de dinero antes de que acabara el sexenio de EPN

Política

Marzo, 5, 2019

La Procuraduría General de la República, hoy Fiscalía General, exoneró a Ricardo Anaya, el ex candidato presidencial del Partido Acción Nacional(PAN), del  delito de lavado de dinero que se le imputó durante la campaña electoral.

La absolución definitiva quedó registrada en el expediente del político el pasado 28 de noviembre, dos días antes de que el ex Presidente Enrique Peña Nieto terminara su sexenio.

El expediente señala que no hay pruebas que acrediten el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita:

“No existen datos de prueba suficientes aún de manera circunstancial que permitan acreditar el hecho con apariencia de delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, señala el expediente suscrito por el Subprocurador Especializado en Investigación de Delincuencia Organizada, Alonso Israel Lira Salas.

En febrero del año pasado, en plena campaña para las presidenciales del 1 de julio, la fiscalía hizo pública que investigaba al candidato del conservador Partido Acción Nacional (PAN) de un presunto lavado de dinero de 54 millones de pesos (2,8 millones de dólares).

De acuerdo con esta investigación, el empresario Manuel Barreiro simuló la venta de un edificio de uso industrial propiedad de Anaya a una empresa ficticia para hacer llegar este dinero al candidato presidencial.

La sombra de la corrupción planeó durante toda la campaña de Anaya, quien obtuvo un 22 % de los votos frente al 53 % que cosechó el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, actual presidente.

El equipo de campaña de Anaya negó siempre estas acusaciones y señaló al Gobierno de Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), de haber usado la fiscalía para orquestar una campaña contra Anaya y favorecer a su candidato José Antonio Meade, quien obtuvo un 16 % de los votos.

La polémica se hizo todavía más grande cuando la fiscalía filtró a la prensa un vídeo en el que Anaya y sus abogados acudían a las instalaciones del Ministerio Público pidiendo aclarar esas acusaciones y la situación degeneraba en gritos e insultos.

Anaya acusó entonces a la fiscalía de ser una “casa de campaña alterna” del PRI y del presidente Peña Nieto.

El asesor de Anaya y candidato presidencial del PAN en 1994, Diego Fernández de Cevallos, dijo este martes que las acusaciones de la fiscalía fueron “una decisión mafiosa del PRI y de la PGR avalada por el presidente Peña Nieto”.

“Bajaron a Ricardo Anaya de una competencia que pudo haberlo llevado a la Presidencia de la República”, dijo notablemente enfadado en una entrevista.

Además, tachó esta supuesta estrategia del PRI de “estúpida” porque golpearon a Anaya para favorecer a Meade pero “no levantaron a su candidato” y favorecieron la victoria de López Obrador. 

Por: Roberto Viesca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.