El IMSS reducirá más de 6 mil plazas para ahorrar 2 mil mdp

Nacional

Junio, 10, 2019

El próximo 17 de junio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) iniciaría con el proceso de rediseño burocrático, con el cual, pretende reducir hasta seis mil 700 plazas y ahorrar hasta dos mil 292 millones de pesos anuales.

De acuerdo con la Ruta Crítica del rediseño, el Seguro Social pretende gastar hasta 6.7 millones de pesos en la contratación de una empresa externa que supervise y lleve a cabo la reestructura burocrática, cuyo objetivo es transformar las delegaciones estatales en oficinas de representación.

El plan pretende centralizar los procesos administrativos en sus oficinas centrales y adelgazar la burocracia en las entidades.

Según el documento, se pretende que el 17 de junio se presente ante el Comité de Administración del Consejo Técnico el plan de rediseño, y el 25 de junio, se espera su aprobación por ese órgano.

Luego de concluir esos procesos, el IMSS estima ejecutar el plan en cuatro meses, con lo cual, a finales de año, se tendrá listo el rediseño institucional.
Uno de los propósitos concretos es que las representaciones del Seguro Social en los estados pasarán de 12 altos funcionarios, entre delegado, cuatro coordinadores y siete jefaturas, a sólo siete servidores públicos: un titular de la oficina de representación un funcionario de apoyo y cinco subdirectores.

El nuevo diseño busca que la mayoría de decisiones financieras, administrativas y operativas se centralicen en las oficina nacional del IMSS, cuando antes los delegados tenían el poder de decisión sobre contratos, licitaciones, presupuestos, contrataciones de personal, entre otros.

La nueva era burocrática del IMSS dejará a los representes de los estados sin esas facultades y sólo como transmisiones y administradores de las directrices que se tomen a nivel nacional.

El plan de reestructura burocrática causó la dimisión de Germán Martínez como titular del Seguro Social, quien denunció que la reestructuración planteada por la Secretaría de Hacienda, causará: “pasillos de espera llenos de personas adoloridas y mal trato o retraso en la atención a pacientes;y un segundo efecto indirecto: el fortalecimiento de los servicios de salud privados, que ocasionará mayor gasto de bolsillo de las familias cuando sus seres queridos tengan un padecimiento”.

En su lugar, fue nombrado Zoé Robledo como director del IMSS, quien tras la aprobación del Consejo Técnico de la renovación burocrática, será el encargado de implementarla y lograr los ahorros estimados.

Objetivos del rediseño burocrático

-Privilegiar la continuidad operativa de procesos y servicios sustantivos para atender a derechohabientes.

-Reducir la contratación de plazas, vacantes de confianza y mando; plantea el objetivo de reducir más de seis mil plazas.

-Centralizar los procesos administrativos de las entidades, debido a que antes, las delegaciones de los estados tenían autonomía de gestión financiera.

-Promover la optimización de los recursos humanos y financieros, así como reorientar los ahorros a actividades sustantivas del IMSS, como la atención de pacientes.

Por: Enrique López Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.