México reclama a Carolina Herrera de apropiación cultural

Nacional

Junio, 12, 2019

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México acusó a la compañía  Carolina Herrera de apropiación cultural.

Tras la presentación de la nueva colección de Carolina Herrera, ‘Resort 2020’, la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto, pidió a la modista venezolana y a su diseñador Wes Gordon, explicar cuáles fueron los fundamentos para utilizar patrones que forman parte de la cosmovisión de algunas comunidades indígenas mexicanas.

A través de una carta, le pidió a ambos diseñadores explicar públicamente por qué usaron elementos culturales cuyo origen está completamente fundado, además de aclarar si las comunidades de donde se tomaron dichos elementos tendrán algún beneficio por las ventas de la colección.

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, acusó a la diseñadora de modas venezolana, Carolina Herrera y al director creativo Wes Gordon de apropiación cultural por el uso que hizo la marca en su colección “Resort 2020”, de los bordados de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo; los bordados del Istmo de Tehuantepec, y la incorporación del “sarape de Saltillo“, y exigió se haga pública una explicación de las razones por la que hicieron uso de elementos culturales “cuyo origen está completamente fundado, además de aclarar si las comunidades de donde se tomaron dichos elementos tendrán algún beneficio por las ventas de la colección.

La secretaria de Cultura, Alejandra Frausto envió una carta en la que aseguró que a nivel global se lleva a cabo una amplia discusión sobre los derechos culturales de los pueblos indígenas y la participación de las comunidades en la preservación de su legado cultural e identitario.

“En la colección RESORT 2020 aparecen manifestaciones que pertenecen a comunidades específicas de nuestro país. Tal es el caso de los modelos 8 y 23, cuyo bordado proviene de la comunidad de Tenango de Doria, Hidalgo; en estos bordados se encuentra la historia misma de la comunidad, y cada elemento tiene un significado personal, familiar y comunitario. Los modelos 11 y 13, por su parte, incorporan bordados del Istmo de Tehuantepec, que le dan identidad a las mujeres de la región”, se lee en la misiva.

Además, señala que los modelos 14 y 16 incorporan el “sarape Saltillo”, y apunta que en la historia de este sarape encontramos el recorrido del pueblo de Tlaxcala para la fundación del norte del país.

Finalmente, Frausto sostuvo que “este acto de apropiación de la firma” es ejemplo de cómo los pueblos originarios “son clave en el desarrollo de la sociedad global”.

Por: Tania Avilés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.