El póker como actividad y sus beneficios

Entretenimiento

Septiembre, 27, 2019

El poker es un juego de habilidad y muchos estudios confirman que este tipo de juegos que requieren concentración, como podría ser también el ajedrez, podrían aportar beneficios psicológicos para las personas que lo practican. En este artículo trataremos de explicar en qué consiste esta actividad y cuáles son los beneficios que una persona puede notar, tanto físicamente como psicológicamente.

Primeros datos sobre el póker

Estos estudios también señalan que benefician para que las personas establezcan una nueva conexión neuronal. Estas conexiones que más tarde se convertirían en conexiones sinápticas, contribuyen a que el pensamiento se vuelva mucho más rápido y con una mayor eficacia que antes de comenzar con la actividad. Como se trata de una actividad que requiere de gran habilidad mental y de capacidad intelectual, la enfermedad de Alzheimer se puede prevenir con la mejora de estas funciones neuronales.

Esto ocurre también con otra actividad que queremos señalar como ejemplo. Se trata del ajedrez y sirve para mejorar los pensamientos positivos, la capacidad intelectual y sobre todo ayuda a que los niños que juegan tengan una mayor facilidad para resolver sus propios problemas. La comprensión lectora también puede mejorar porque al mejorar la autoestima del pequeño, este se ve capaz de leer mejor y de realizar operaciones matemáticas de una manera más óptima, por lo que los beneficios están asegurados.

Ahora queremos volver al tema del póker. Existe mucha polémica con este juego pero lo que está demostrado es que es una manera diferente de jugar y apuesta por la habilidad mental de una manera superior que el resto de juegos. Los grandes beneficios los situamos en la manera de premiar las buenas acciones y de castigar las malas. Para premiarlas lo que hace es que las personas piensen de manera lógica y así entienden mejor al resto. En contraposición, las malas acciones enseñan a que hay que evitar o ignorar las probabilidades y el azar y que no podemos actuar de manera impulsiva.

Beneficios de jugar al póker

Si nos situamos en lo que hemos mencionado en la frase anterior, nos encontramos ante una situación de mejora personal porque las personas impacientes o ilógicas no consiguen analizar los riesgos ni valorar lo suficiente las recompensas. Esta enseñanza es una técnica de juego pero también se puede extrapolar a la vida real y rutinaria que requiere de unas habilidades que no se enseñan, pero que se pueden aprender con numerosos juegos, como por ejemplo el póker.

Otros beneficios los situamos en el ámbito laboral o personal porque las emociones se aprenden a controlar con estas partidas evitando caer en errores en las relaciones personales. A nivel laboral cobra especial importancia para no cometer tampoco ninguna imprudencia en las empresas ni en los negocios. La disciplina también se consigue porque hay que saber cuando estamos jugando bien y debemos seguir y cuando la mejor decisión sería frenar y parar el juego por un tiempo determinado.  

Nos gustaría finalizar este artículo con la reflexión de que los beneficios que se han descrito están demostrados pero que siempre debe primar la responsabilidad del jugador para evitar caer en problemas graves.

Por: Tania Tello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.