Se investigan a maestros y han cambiado protocolos para entrega de niños tras feminicidio de Fátima

Ciudad

Febrero, 18, 2020

Tras el feminicidio de Fátima, se abrió una investigación administrativa contra los profesores de la escuela y se anunciaron modificaciones a los protocolos de seguridad para la entrega de niños en las escuelas públicas de la Ciudad de México.

En conferencia de prensa, el titular de la Autoridad Educativa Federal, Luis Humberto Fernández Fuentes, explicó que ya se inició una investigación administrativa en contra del director y profesores de la escuela Enrique Rébsamen, en Tulyehualco, por posibles omisiones en este protocolo.

De acuerdo a la Guía Operativa para Escuelas Públicas 2018-2019, los maestros de kínder y primarias deberán solicitar la credencial o identificación del padre o tutor para hacer la entrega de un niño. Además, si pasan más de 20 minutos y no lleguen a recoger a un menor, el director debe enviarlo a la Agencia 59 de la Fiscalía General de Justicia, situaciones que no ocurrieron en el caso de Fátima.

“Es importante señalar que los protocolos existen, ya los hemos comentado, están en nuestra guía operativa, pero estamos en un proceso de mejora permanente de estos. Nos hemos entrevistado con el director de la escuela, con maestros, y esto ha derivado en una investigación administrativa que, primero que nada verá cuáles son los hechos administrativos del proceso de entrega de Fátima y eventualmente si hay alguna responsabilidad por el incumplimiento de los protocolos”, comentó Fernández Fuentes.

De igual forma, subrayó que es falso que la niña estuvo abandonada y se cerró la escuela, y que el día de los hechos, 11 de febrero, se hizo la entrega regular de los niños, tal y como muestran los videos de la Fiscalía.

El titular de la Autoridad Educativa Federal explicó que una de las lecciones que dejaron estos lamentables hechos es trabajar en mejorar estos protocolos de entrega, por lo que anunció una serie de mejoras.

Se activará un protocolo de búsqueda para que a partir de la llamada de un director o familiar de un niño que no aparezca, las autoridades de seguridad y procuración de justicia comiencen con su rastreo y no se pierdan horas valiosas, como ocurrió en el caso de Fátima.

De igual forma, si un padre de familia no llega a recoger a un menor después de 20 minutos, el niño ya no será enviado hasta la Agencia 59 de la Fiscalía General de Justicia, sino que en cada alcaldía se habilitará una agencia para que el traslado sea más rápido y eficiente. Este traslado se podrá realizar escoltado por una patrulla para para dar mayor seguridad a los menores y certeza jurídica a los directivos que trasladan.

Por último, también se anunció que se instalarán cámaras de videovigilancia afuera de todas las escuelas, asambleas de seguridad escolar con padres y madres de familia o tutores y se implementarán brigadas voluntarias de seguridad escolar.

“Al final, la única pregunta pertinente es si estamos haciendo todo lo posible para que las niñas y niños se estén y se sientan seguros en las escuelas. Siempre podremos hacer más pero los maestros, las maestras, las directoras, directores, supervisores, familias y todos los que conformamos la comunidad educativa de la Ciudad de México, junto con el Gobierno de la Ciudad, estamos trabajando de manera vehemente para hacer que esto así sea”, expuso el funcionario.

Por: Eduardo Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.