Legislativo privilegia juicio político contra RRB, por encima de emergencia sanitaria y económica

Política

Marzo 18, 2020.

La decisión del Congreso de la Unión de atender el procedimiento de juicio político previo al cierre de actividades por el COVID 19, pone en clara evidencia que para algunos legisladores la prioridad es concretar la venganza en contra de Rosario Robles Berlanga, acusó su abogado, Epigmenio Mendieta Valdés.


En lugar de atender la emergencia sanitaria por el coronavirus, de tomar medidas para proteger a las micro, pequeñas y medianas empresas del país, de garantizar el empleo de los mexicanos trabajadores o impulsar estrategias para proteger a las familias de la delincuencia, al Poder Legislativo “le urge” concretar el juicio político, que por cierto se realizaría de forma irregular, pues aún no concluye el periodo de alegatos en el mismo.


Ayer por la tarde, el diputado Mario Delgado publicó en sus redes sociales que pese a la sugerencia de las autoridades sanitarias mundiales de reducir actividades para minimizar el riesgo de contagio por COVID 19, el Congreso de Unión dedicará su sesión de este jueves 19 de marzo única y exclusivamente para discutir el futuro político de Rosario Robles.


Epigmenio Mendieta informó que, hasta la mañana de este miércoles, su representada no había recibido notificación alguna respecto al procedimiento en su contra en el Congreso.


Dijo que mientras en el resto del mundo sus gobiernos y legisladores toman medidas para evitar que el coronavirus se extienda entre la población y para impulsar un plan de acción económico, en México los diputados y senadores están más preocupados por realizar un juicio político.


“Queda claro cuáles son las prioridades de la 4T. Y definitivamente no es la población, la misma que votó por ellos. El próximo jueves los diputados discutirán en pleno si le quitan el cargo a una mujer que ya no tiene cargo”, insistió.


Por su parte, Javier Sánchez Rojas, también integrante del equipo de abogados de Robles Berlanga, explicó que “el juicio político es un ataque a Rosario Robles por su condición de mujer, por ser destacada y por ser objeto de una venganza”.


“Se trata –agregó— de un juicio viciado, a modo, a la carta, en el que no se han respetado los derechos y los plazos que asisten a la defensa. Un ejemplo de esto fue que ni siquiera se nos ha permitido concluir el plazo de alegatos establecido en la Ley
”.


Sánchez Rojas informó que el juicio político ha estado infestado de irregularidades y atropellos por parte del diputado Pablo Gómez, presidente de la sección instructora.


Por ejemplo, explicó que “sesiones de la sección instructora no se convocaron legalmente y algunas ni siquiera se realizaron (solo existen en papel); se ha llevado a cabo el desahogo de pruebas testimoniales sin reglas claras y se han tomado acuerdos sin las firmas de los diputados”, entre otra serie de irregularidades.

Por: Enrique López Ocampo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.