DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

Nacional

Marzo, 19, 2020

Los derechos sexuales y reproductivos se viven día a día, desde la forma de relacionarse con el sexo opuesto, pasando por la elección de orientación sexual y la forma de vivir la sexualidad, hasta decidir en qué momento tener hij@s, cuándo y cómo tenerlos. Estos derechos son analizados, jurídicamente, desde un punto de vista negativo, ya que se traducen en una vida sexual libre de coacciones, discriminación y violencia, para gozar de una sexualidad plena y respetar la autonomía reproductiva.

Los derechos sexuales y reproductivos pueden ser definirlos como el conjunto de facultades que poseen las personas, para tener control respecto del ejercicio de su sexualidad, a decidir de manera libre, responsable e informada el número y espaciamiento de sus hijas e hijos, así como a alcanzar el nivel más elevado de salud sexual.

Estos derechos implican: el derecho a decidir de manera autónoma cómo vivir la sexualidad y reproducción propias, y el derecho a acceder a todos los servicios de salud que se requieran para ejecutar estas decisiones de manera segura y oportuna.

La elección de tener hij@s o no deriva de la autonomía reproductiva, que es la capacidad para decir de manera libre y responsable el número de sus hijos y el intervalo entre los nacimientos y a tener acceso a la información, la educación y los medio que les permitan ejercer estos derechos. La autonomía reproductiva, por ende, permite la Interrupción Legal del Embarazo.

Los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos, y su fundamento legal está en el artículo 4° constitucional párrafo segundo que a la letra establece: “Toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y el espaciamiento de sus hijos”.

Por su parte también la ley general de salud reconoce este derecho en sus artículos 27 fracción, 37 tercer párrafo V, 61 fracción III, 67-71, entre otros.

Es importante señalar que este derecho también implica o establece la obligación de ejercer una maternidad y una paternidad responsables.

A nivel internacional estos derechos están protegidos en diversos instrumentos como la Declaración Universal de los Derechos Humanos (artículo 16), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (artículo 23), el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (artículo 10), la Convención de los Derechos del Niño (artículos 2, 3, 9, 11, 19) y la Convención Sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (artículo 11 apartado 2), entre otros.

Por: Mtra. en Der. Aida del Carmen San Vicente Parada/ Latitud Megalópolis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.