Hoy nos encontramos en el punto del arte de vivir aquí y ahora

Opinión

Marzo, 25, 2020

Hoy estamos viviendo tiempos difíciles, algo que seguramente muchos de nosotros, hijos, padres, hermanos jamás habíamos vivido, en realidad el mundo como lo conocemos está cambiando, evolucionando.  Las medidas que nos sugieren los gobiernos y la OMS son necesarias simplemente para seguir vivos, se leyó bien, para seguir vivos, ¿Cuándo nos habíamos preguntado eso?

No hay que echar en saco roto todo lo que nos digan las autoridades, que por cierto sin afán de menospreciar y de caer en discusión, no nos han dicho mucho… Hay que evitar la propagación de este virus. Pero ¿saben qué he notado en esta última semana? He extrañado la convivencia con las personas a diario, dar abrazos, pasar momentos platicando cerca, demostrando afecto. Eso es lo que ahora más valoro. Pero hay un lado positivo; estamos pasando momentos en familia, creo que eso ya había quedado muy atras.

Platicar con nuestros padres, hermanos, aunque estemos haciendo home office, estamos reviviendo esos tiempos donde llegábamos de la escuela, “lejano para algunos”, y queríamos platicar sobre cómo nos había ido, y esas sobremesas interminables maravillosas. Creo que eso es lo que nos está dejando esto. Reconectar con lo que estábamos olvidando, las cosas sencillas, back to basics, platicar, disfrutar a las personas que queremos, ojo alejados un poquito del celular.

Sin duda podemos ver que la naturaleza nos está dando una segunda oportunidad, vemos pavo-reales en las calles de Madrid, patos en la fuente de Trevi en Italia, delfines en Venecia, los ríos transparentes, el aire en la Ciudad de México es más claro, ¿apoco no? lo cierto es que hay menos contaminación.

Ante  la vida tan ajetreada a la que estábamos acostumbrados los que vivimos en las grandes urbes, debemos entender y clarificar hoy nuestras prioridades, y no me refiero a lo económico o cosas materiales, ustedes saben a lo que me refiero.

Saben que he disfrutado al máximo estos días y les he de contar que no llevo muchos, la compañía; hasta aprendí a hacer video llamadas cuádruples. ¡Wow, he de confesar que me he sentido todo un millenial!

Hemos llegado a un punto en donde la vida, las circunstancias, nos han puesto en este momento, el arte de vivir aquí y ahora, estar completamente consciente de todo lo que es, sin dejar el momento donde realmente podemos actuar y hacer algo diferente es aquí y ahora.

Lo que es muy cierto, es que hay que buscarle el lado positivo al asunto y te voy a comentar, que si nos quitamos esa obsesión de pensar en el pasado, podemos enfocarnos en el presente y  siempre fantasear sobre el futuro.

Por: Enrique López Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.