INEGI Guerrero, despide a decenas de verificadores

Nacional

Abril, 7, 2020

Alfredo Pastor Sánchez. subdirector estatal de estadística amenazó con “boletinar” a todos los que no firmaran la cancelación del contrato. Sin previo aviso, el pasado viernes fueron despedidos varias decenas de verificadores que laboraban en el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) en varios municipios de esta entidad.

En entrevista, los afectados que por temor a represalias omitieron sus nombres, coincidieron que su contrato laboral está firmado por parte del INEGI hasta el 17 de este mes, por lo que consideraron una violación a sus derechos laborales rescindirlo antes.

Dijeron que amparándose en que “por la contingencia se termina su contrato con fecha de hoy”, Alfredo Pastor Sánchez. subdirector estatal de estadística del INEGI, citó a todo el personal en una pequeña oficina, sin respetar, siquiera, las medidas sanitarias adoptadas por la Secretaría de Salud ante la pandemia del Coronavirus.

A través de un discurso, que todos los ahí presentes consideraron de amenazas, el funcionario se escudó que dicha rescisión de contrato estaba basada en un marco legal, incluso una verificadora lo cuestionó que dada la pandemia el propio Gobierno federal pidió que no se le despidiera a nadie de sus empleos y el INEGI estaba haciendo todo lo contrario.

A lo anterior, Pastor Sánchez respondió que “en cuanto pase la contingencia se les volverá a llamar”, lo que dejó a los verificadores en una total incertidumbre, ya que no hay ningún documento por parte del Instituto que pruebe dichos hechos.

En un tono amenazante, Alfredo Pastor Sánchez retó a los verificadores a que no presentaran una demanda laboral, ya que dijo, “nunca va a prosperar. Que no les den esa información falsa, que no los vayan a engatusar y que les vayan a decir ven a demandar, porque saben que va a pasar, solo les van a sacar su dinero con una promesa que nunca va a tener efecto”, señaló.

Incluso, fue más allá al señalar que aquellos que quisieran tomar esa medida, les iba a resultar incómodo que los “boletinaran” para obtener empleos en otras dependencias de gobierno, lo cual, dijeron los afectados “esas amenazas atentan no sólo contra nuestros derechos laborales, sino humanos. No nos pueden obligar a firmar. Se tiene que respetar nuestro contrato y todos nuestros derechos laborales”.

Cabe mencionar que entre los documentos que les hicieron firmar (y de los cuales obran algunas copias), se señala que “de conformidad al artículo 46, fracción II de la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, que establece que el nombramiento de los trabajadores deja de surtir efectos sin responsabilidad para los titulares de los órganos por la causa consistente en la conclusión de la obra determinante de la designación, es que con fecha 3 de abril de 2020 se da por terminada la relación de trabajo, sin responsabilidad para este Instituto”.

Con lo anterior, dicen los afectados, el INEGI “prácticamente se está lavando las manos y dejando en un total desamparo a decenas de familias que teníamos una oportunidad laboral”.

Por: Carlos Alberto García/Latitud Megalópolis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.