Vivir en la capital de México ahora será más difícil con la crisis económica

Nacional

Mayo, 21, 2020

Hacerse de una vivienda propia en la Ciudad de México será más complicado en lo que resta del año debido a la crisis económica y la incertidumbre laboral por el Covid-19.

Especialistas del sector inmobiliario consideran que la intención de compra de casas disminuirá por esta razón; mientras que la depreciación del peso frente al dólar hará más caro construir.

Dos factores que complican el panorama de la vivienda por lo menos hasta que termine este año, cuando se espera una estabilización del mercado; lo que también elevará la demanda de renta.

Por este motivo muchas personas han decidido cancelar o posponer sus planes de comprar una casa o un departamento.

Como Lucero Gutiérrez, quien este año iba a comprar un departamento, pero la contingencia sanitaria cambió sus planes.

En diciembre de 2019, ella obtuvo un crédito hipotecario y con sus ahorros iba a pagar el 10 por ciento del valor de la vivienda.

“Ya había ido a ver un departamento que me había gustado, tenía hasta mayo para usar mi crédito con la promoción de una tasa de interés competitiva.

“Frené el proceso porque no sabía si me iban a despedir o no, prefiero tener dinero ahorrado para cualquier cosa”, menciona.

Incluso, Lucero pensaba pedir un préstamo al lugar donde trabaja para completar el monto inicial, pero decidió no hacerlo por la incertidumbre laboral.

“Me empecé a enterar de gente que ya le habían bajado el sueldo. No sé si me vayan a despedir y si me vayan a bajar el salario, por eso no continué”, explica.

La crisis sanitaria ha dejado a 550 mil personas sin empleo en el país, de acuerdo con datos dados a conocer por el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Tan solo en la capital hay 100 mil desempleados, según información difundida por la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo el pasado 28 de abril.

NUEVOS CICLOS EN VIVIENDA

Leonardo González, analista del portal inmobiliario Propiedades.com explica que las personas que querían comprar una vivienda antes de la pandemia y tenían ahorros preferirán guardar ese recurso para afrontar la crisis económica y el desempleo generalizado.

“Después de la pandemia veremos otra historia, vamos a observar un nuevo ciclo de la vivienda”, declara.

Los costos de las viviendas van a aumentar por la depreciación del peso frente al dólar y el incremento del valor de los materiales para la construcción, dice.

“Será más caro construir y adquirir una vivienda”, declara.

Actualmente, de acuerdo con el cotizador de divisas de Banorte, un dólar vale 23.95 pesos, en marzo, antes de la crisis sanitaria, costaba 19.40.

Por: Eduardo Torres

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.