LIBERTAD BAJO PALABRA

Nacional

Octubre, 1, 2020

No es un caso complicado técnicamente, sin embargo, la expectativa por la lectura que se dará a la decisión del Tribunal Constitucional en la red tendida por el Presidente de la República, es muy elevada. Es una de esas resoluciones que mostrará parámetros sobre la autonomía de la Corte en una época en que el régimen ha optado por el debilitamiento institucional, lo que incrementa la notoriedad mediática del fallo de este jueves.

Las decisiones que fortalecen la independencia de los jueces generan esperanza en un contexto desolador de crisis y ausencia de balances en el Poder Legislativo, donde la ideología fija el rumbo de la agenda nacional. No hay razones de Estado, sino caprichos presidenciales.

Algunas características esenciales de la ley es que debe ser general e impersonal, no hay ordenamientos especiales para expresidentes, les aplica el mismo sistema que a cualquier ciudadano. Explicar lo obvio es una necesidad cuando se pretende preguntar al “pueblo” si se aplica o no la ley, para llevar a la Suprema Corte de Justicia a un callejón del que sólo saldrá bien librada, si se declara la inconstitucionalidad de la consulta para determinar si se persigue o no a cinco exmandatarios, lo que obviamente es un deber, si existen las pruebas para realizar procedimientos apegados a derecho.

La falta de rigor en la aplicación de la ley es uno de los factores que tiene postrado a nuestro país, el populismo pretende sustituir la fuerza de la Constitución. Y aquí estamos, discutiendo lo que no debería dudarse.

Andrés Manuel López Obrador ha llevado al máximo tribunal a enfrentar una encrucijada que dejará precedente. Agreguemos además el contexto de las presiones y recordemos el reproche hacia el ministro Arturo Zaldívar que decidió con prudencia no asistir al acto político con motivo del Segundo Informe de Gobierno. AMLO lanzó los dardos: “Ellos tienen la arrogancia de sentirse libres”. Y después “los ministros deben de tomar en cuenta los sentimientos del pueblo”. Ayer se curó en salud ante el escenario de que se declare inconstitucional la consulta popular: “Yo me deslindo y que cada Poder asuma su responsabilidad”.

Me atrevo a anticipar que se aceptará mayoritariamente el proyecto de Luis María Aguilar, ojalá veamos un mensaje contundente aterrizado en la unanimidad. La carga adversa de quien pudiera aceptar en el pleno que la consulta es pertinente, enfrentaría un estigma difícil de remontar.

Yo confío en la supremacía de la Corte y en la dignidad de la investidura de sus integrantes, hoy veremos nuevamente de qué están hechos.

***
EDICTOS.

Ernesto Nemer Álvarez solicitó licencia como diputado federal para asumir la Secretaría General de Gobierno en el Estado de México. Nemer tiene oficio político, experiencia y disciplina para sumarse al gabinete de Alfredo del Mazo que necesita refuerzos de calidad en su equipo. Sin duda, una buena decisión del gobernador para enfrentar la segunda mitad de su
mandato en tiempos de crisis.

Por: Enrique Rodríguez Martínez/Latitud Megalópolis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.