ENGAÑO PERFECTO

Nacional 

Diciembre, 15, 2020 

Los tres candados se abrieron. La seguridad se rompió y ¡Puf! ¡Sin dinero! Y ¡Cargos! Diversas compras en línea.

Es un ¡Fraude! Y una red de estafadores que bajo el disfraz de ejecutivos de cuentas bancarias, vacían tarjetas de crédito, débito, ahorro y hacen compras en línea.

Ni PIN ni firma electrónica ni clave, los detiene.

Con sigilo ¡acechan!

Una voz envolvente y su alta tecnología, no hace dudar al cliente.

La banda lista para delinquir y sincronizados para operar.

Es el mediodía del 11 de diciembre y un “ejecutivo” seguro, sin rodeos contacta al cliente, a su víctima.

El número de donde llama el “ejecutivo, que en realidad es un estafador de tarjetas de BBVA Bancomer S.A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero BBVA Bancomer, es el 72403441.

Las espera no es tediosa. La atención ¡rápida! Y precisa. No hay, si desea…Marque uno, si no, dos, de lo contrario tres o cinco.

Hay eficiencia…Y trato cordial.

Saluda: “¡Llamamos de BBV!” Suena la música que identifica a esa institución bancaria, convence.

Engaño ¡Perfecto! La víctima ¡Cae!

¿Cómo le hacen? La policía cibernética debería contestar. La banca, garantizar seguridad y confianza.

El “empleado” ofrece el nombre completo sin error, la fecha de nacimiento y el número de celular del cliente.

“¿Compró en línea un celular?..”

—No, se niega la compra.

¡Listo! El ciberdelincuente, envuelve y usa sus herramientas para el engaño, el ¡Fraude!

“Oh, ah, tiene una compra. Es de un celular…”

Su interlocutor, insiste...¡No!, espere, procedemos a cancelar.

¡Sencillo! Cancelan y dan número de folio de no reconocimiento de compra “ac759-253”.

Después, insiste, “hubo otras compras en línea”. Nuevamente la negativa y el “ejecutivo” recomienda colocar “candados” y evitar compras o retiros de efectivo sin tarjeta ni control.

Transfiere a otro “ejecutivo”.  La música del banco, sin esperar nada de SSPDF, ¡listo! Otro eficiente “ejecutivo”, un delincuente que pone de nuevo la

música que identifica a BBVA.

“¿En que le puedo ayudar?”

—A poner los ¡Candados!, responde el defraudado.

Está bien, son tres, le dice cínicamente el timador.

El candado uno, lo vamos hacer por mil quinientos pesos, que representa, el límite de disposición de dinero, precisa el ciberdelincuente.

El Candado dos, continúa, son otros mil quinientos pesos para el límite de disposición de dinero.

Y el candado tres, la cantidad aproximada de seis mil pesos, esto, explica con soltura, es el monto de la supuesta compra que no hizo.

Y así, lleva de la mano al cliente, a quien le pide ingresar a la aplicación móvil de BBVA para checar movimientos.

¡Listo! Afirma el propietario del plástico. Un calor le sube a la cabeza, se le agolpa la sangre.

El corazón late fuertemente, sus pupilas se dilatan y abre descomunalmente los ojos….

¡Oh! ¡No! ¡Se esfumó el dinero!. .

Nueve mil pesos salieron de la tarjeta de débito.

Se ¡Corta la llamada ! El “ejecutivo de BBVA”, ¡desaparece!

Desesperado se marca a la institución bancaria, hay que denunciar de inmediato el fraude ..¡Líneas ocupadas, espere le estamos atendiendo!

Por el momento, ¡ninguno! Nuestros ejecutivos están disponibles.

Sudor, a correr a la sucursal. Se olvida el riesgo, el contagio a un virus.

Se llega a la sucursal 3468 Montevideo. A esperar una larga fila.

Después un ejecutivo de BBVA, levanta el reporte de fraude, cancela la tarjeta de débito y bloquea el acceso a la aplicación móvil.

¡A esperar investigación!..

Ahora, sólo hay un registro del trámite: 8002698429 y una tarjeta vacía.

Nula seguridad, nula protección de las instituciones bancarias para sus clientes, organismos gubernamentales omiso, que no obligan y “candados”

que abren ciberdelincuentes

¿Cómo operan y quiénes son sus cómplices?

Es una red con una agenda de números telefónicos personales, domicilio de los tarjetahabientes, plásticos y cuentas bancarias.

Y ¿qué hace la policía cibernética; las instituciones bancarias, las mismas financieras y CONDUSEF? ¡Nada!

En todas las instituciones bancarias: Banorte, Bancomer, Scotiabank, Santander o HSBC, entre otras, ¡Cuidado!

Cabe aclarar que HSBC, su mecanismo de rechazo ante sospecha, es más efectivo.

En las demás, sistemas de seguridad es más ¡Frágil! Hay robo de identidad sin control.

Y hoy, poco más de nueve millones de personas reclaman timos, en un país como México, líder a nivel mundial, según Mastercard, en fraudes a

tarjetahabientes.

Por: /Latitud Megalópolis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.