PARIDAD DE GÉNERO, CUESTIÓN DE DERECHOS

Nacional 

Diciembre, 17, 2020

La impugnación de los lineamientos aprobados por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) para la postulación paritaria de candidaturas a las gubernaturas en México, durante el actual proceso electoral, implicó una oportunidad para que la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF)…

…adoptará las medidas necesarias para garantizar el mandato constitucional de paridad y, a su vez, generará certeza sobre las reglas que debían imperar entre los partidos políticos ante los vacíos legislativos y reglamentarios que quedaron pendientes a raíz de las reformas constitucionales en la materia.

Pero ¿qué creen?, durante la sesión pública celebrada este lunes 14 de diciembre por el pleno de la Sala Superior, la certeza no fue precisamente el eje rector de la discusión. Hasta este momento, jueves 17 de diciembre, no se ha distribuido el engrose, hay un punto respecto del cual no hay lugar a dudas: la mayoría de la Sala Superior votamos a favor de vincular a los partidos políticos para que postulen a mujeres en 7 de las 15 gubernaturas en el actual proceso electoral.

El proyecto inicialmente presentado por la magistrada Janine Otálora Malassis proponía que, como consecuencia de las particularidades del caso, la propia Sala Superior podía establecer como regla que 8 de las 15 candidaturas a las gubernaturas del actual proceso electoral fueran otorgadas a mujeres.

A través de una aplicación directa del texto constitucional se buscó emitir desde la sede judicial lineamientos que, al ser aplicables desde el actual proceso electoral, no permitirían el aplazamiento en el cumplimiento del mandato de paridad que desde 2019 se encuentra expreso en nuestra Constitución.

Pese a no ser aprobada en sus términos, la propuesta sometida al pleno del TEPJF avanzaba en la dirección correcta al reforzar el andamiaje institucional de la paridad, pero es un tema que se presta para hacer un análisis más profundo.

Se proponía que el TEPJF, como tribunal de última instancia y garante de los derechos político-electorales, garantizara el mandato constitucional de paridad al retomar las medidas implementadas por el INE.

En el proceso de deliberación, los magistrados coincidieron en que el derecho a ser votado en condiciones paritarias está previsto para todos los cargos de elección popular y también en que existe una omisión legislativa respecto a la manera en cómo debe operar ese derecho.

En un sistema democrático y de vanguardia no pueden seguir ignorándose los derechos de las minorías; por ello, los tribunales y sus integrantes tienen la encomienda reforzada para actuar en aquellos casos en los que la protección de estos grupos no se garantice desde la sede legislativa.

Por eso la adopción de una medida por parte de la Sala Superior que obligue a los partidos nacionales a postular por lo menos a 7 mujeres en los 15 estados garantiza el mandato de paridad y contribuye a un cambio social al disminuir la brecha entre mujeres y hombres en cuanto al acceso a los cargos públicos de decisión.

La medida aprobada por la mayoría es de carácter temporal al limitarse solamente a la postulación de candidaturas a gubernaturas en los comicios actuales, fue necesario complementar con una vinculación a los congresos federal y estatales para que legislen en la materia después del proceso electoral 2020-2021 y, de esta manera, hacer de la “paridad en todo” una realidad permanente.

NECESIDAD POLÍTICA

La falta de representación de las mujeres en la vida política de México es una realidad histórica cuyo origen se encuentra en la estructura de nuestra organización social. La brecha entre hombres y mujeres en los cargos públicos ejecutivos es tan grande que actualmente se necesitan cambios sustanciales para empezar a reducirla. Uno de ellos es favorecer la paridad en las candidaturas a las gubernaturas.

Con la vinculación hacia los partidos políticos en los términos votados por la mayoría, la Sala Superior asumió una posición responsable como órgano garante de la constitucionalidad de los comicios.

La presencia paritaria de las mujeres en la política y en el gobierno no admite demoras; es necesario lograr una representatividad incluyente que reconozca la existencia de una desigualdad en razón del género y la necesidad de mecanismos mediante los cuales se contribuya a disminuirla. Y es que hay mujeres que tienen todo las cualidades para hacer un buen trabajo en la política, como Carolina Viggiano.

Ahora a luchar porque la medida temporal sea una realidad permanente.

¿POR QUÉ PIDEN PARIDAD DE GÉNERO?

La mayoría de las mujeres, si no es que todas, ha vivido situaciones en las que el género ha sido un obstáculo. Hemos visto cómo algunos hombres reciben trato preferencial y se les permiten actitudes prepotentes porque “así son”.

No es una situación que suceda sólo en el gobierno, también pasa en la iniciativa privada y, aún más, es nuestro pan de cada día.
No se trata de colocar a mujeres en posiciones de poder por el simple hecho de ser mujeres, sino de observar con los mismos ojos las capacidades de las personas sin atender su género.

Ojalá algún día haya ‘piso parejo’ para todos los géneros, porque además no son sólo dos.

Pero hoy no es ese día, ni será mañana. Que el INE se haya extralimitado en sus funciones puede ser cierto, o por lo menos es lo que determinó la Suprema Corte, que esa no era su cancha.

Pero llama la atención que sea el INE el que exija la equidad y no los propios partidos políticos. Si no fuera por esa iniciativa, ni siquiera se estuviera hablando de ello y de la necesidad de garantizar oportunidades en todos los niveles de gobierno.

Sólo dos mujeres gobiernan algún estado en nuestro país. Y sí, es cierto, cada vez hay más mujeres en posiciones de poder, pero insisto en que no es suficiente, aún el piso no está parejo… y señores, tampoco se está haciendo un favor. Se llaman derechos, igualdad y oportunidades para todos.

PRI, PARTIDO QUE MÁS IMPULSA PARTICIPACIÓN DE MUJERES

Carolina Viggiano, secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), expresa y los hechos lo demuestran que esta organización política es la que ha tomado mayor conciencia y acción en el país, para impulsar la participación de las mujeres, además del fuerte activismo territorial que, históricamente, este sector ha representado para el instituto.

Afirma Viggiano que el PRI ha efectuado en favor de la mujer a rango constitucional, como la paridad en las candidaturas titulares y suplentes, y donde varias de las postulaciones sean en distritos y municipios clave.

Asimismo, destacó, el Revolucionario Institucional suscribió el acuerdo del Instituto Nacional Electoral (INE) para que la mitad de las candidaturas a gobiernos estatales en el proceso electoral de 2021, sean para mujeres. Mientras que en la dirigencia nacional, explicó, la titularidad de direcciones en las Secretarías y organismos, son paritarias.

Carolina afirmó que esos logros se deben, también, a que en el PRI hay cada vez más hombres que impulsan, especulan y creen en el poder de la mujer como sujetos de cambio político-social.

Por: JOSÉ VIEYRA/Latitud Megalópolis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.