El primer mandatario señaló que con la reforma a la ley de la industria eléctrica se garantizará la rectoría del Estado en el sector.

Enfatizó que se fortalecerá la Comisión Federal de Electricidad y no será “ninguneada” ni tendrá trato de segunda como sucedió en otros sexenios cuando se privilegió a empresas como Iberdrola.

También dijo que es injusto que los más necesitados paguen más que las grandes empresas por el servicio de energía eléctrica.

López Obrador enfatizó que se está construyendo con presupuesto del gobierno federal obras como puentes, refinerías, vías férreas, centrales eléctricas, aeropuertos, cuarteles, bibliotecas, parques, mercados, entre otros.

Dijo que destaca el nuevo aeropuerto General Felipe ángeles, el proyecto del Istmo de Tehuantepec y Tren Maya que generan más de 227 mil empleos indirectos.